Monasterio San Miguel de Aralar y Dia de San Miguel [ESP] | Pedro San Miguel

El Monasterio de San Miguel de Aralar

Desde el Monte Aralar

Los bosques de la Sierra de Aralar

Sierra de Aralar
Dia de San Miguel Arcangel [ESP]

Pedro San Miguel

 El arcángel Miguel (en hebreo, מיכאל‎ (Mija-El, Mikaiyáh o Mijaiá), ‘¿Quién como Dios?’; en árabe, ميخائيل (Mījā’īl); en griego antiguo, Μιχαήλ Mijaíl; en latín, Michael o Michahel) es el Jefe de los Ejércitos de Dios en las religiones judía, islámica y cristiana (Iglesias católica, ortodoxa, copta y anglicana).
En su nombre se han construido muchas iglesias, capillas y lugares de peregrinación en muchos países del mundo, incluyendo a siete de ellas que forman una línea recta a lo largo de miles de kilómetros, iniciándose en una ermita en una islita del suroeste de Irlanda y finalizando cerca de Isfiya, Israel en otra ermita.
Es el patrón de Lucerna y de las Islas Azores, además de infinidad de ciudades y también de policías, soldados, estudiantes y paracaidistas.
Al Arcangel San Miguel se le atribuyen varias apariciones y se le suele representar como un soldado con lanza o espada (ultimamente he visto unas imágenes del Arcangel San Miguel con una espada como la de Kylo Ren) venciendo al demonio o al dragón, pero hay también una representación de él distinta y es a la que me voy a referir, ya que está ligada a la leyenda de una de sus apariciones. Me refiero a San Miguel de Aralar, Navarra.
“En Navarra, antes de existir los reyes de Navarra, vivía en el valle de Goñi un caballero llamado Teodosio, era el jefe o Buruzagia de la comarca, estaba casado con Doña Constanza de Butrón. Poco después de su matrimonio, Teodosio tiene que abandonar su casa para dirigir la lucha contra los árabes.
Constanza quedó sola en su palacio con los padres de Teodosio, a los que tuvo la deferencia de hacerles dormir en la habitación señorial, pasando ella a otra más pequeña. Cuando Teodosio volvía victorioso a su castillo, se le apareció el diablo disfrazado de Basojaun (“El Señor de los Bosques”) y le hizo creer que su mujer le engañaba con un criado.
Teodosio, fuera de sí, se lanza a galope hacia su casa. Al amanecer penetra en su palacio y se dirige decidido y enfurecido a su habitación matrimonial con la daga desenvainada. Entra en la alcoba y apuñala reiteradamente a las dos personas que dormían en su lecho convencido de que eran su esposa y el amante de ésta.
Creyendo haber vengado el agravio, sale de casa y sobrecogido se encuentra con su esposa que salía de misa. Aterrado, conoce que quienes dormían en su cama y a quienes había asesinado eran sus padres. Atemorizado por el crimen, va a Pamplona a pedir perdón al Obispo quien, horrorizado, le envía a Roma para que sea el propio Papa quien le absuelva de su pecado.
Teodosio, arrepentido, va de peregrino a Roma y el Papa le absuelve, poniéndole como penitencia el arrastrar unas gruesas cadenas atadas a su cintura hasta que por desgaste se le desprendieran. Esto sería el signo inequívoco del perdón divino.
Teodosio, estando retirado en Aralar, en la comarca existía una bestia que solía atacr y devorar los rebaños de ovejas, así que cada año los aldeanos le ofrecían una persona para que dejara a los demás en paz, y Teodosio decide ofrecerse en lugar de quien había sido escogido ese año. Herensuge, el dragón salió de una sima para devorarlo. Teodosio, indefenso, cayó de rodillas e imploró la protección de San Miguel, exclamando ¡San Miguel me valga!.
En aquel momento, entre gran estrépito, apareció el Arcángel, quien mostrando la cruz sobre su cabeza venció y mató al dragón al grito de Nor Jaungoikoa bezala! que en euskera significa ¡Quién como Dios! Teodosio quedó libre de las cadenas, perdonado por Dios.
Ya libre volvió a su casa de Goñi donde le esperaba su esposa. Y ambos, agradecidos a Dios, erigieron un santuario al Arcángel en lo alto de Aralar, al que llamaron San Miguel in Excelsis.”
La particular imagen del Arcangel San Miguel de Aralar es de una iconografía muy antigua y peculiar: en lugar de ser representado alanceando al demonio o pesando las almas en una balanza, como suele ser lo mas común, aparece como el portador de la Santa Cruz, signo de la victoria de Cristo. La imagen es peregrina, abandona su Santuario el día de Pascua de Resurrección y permanece fuera de él por espacio de tres meses, tiempo en que visita cerca de 280 poblaciones de Navarra.
El monasterio es un sitio de peregrinación continua, en el lado derecho del altar de la capilla central existe un ventanillo u orificio que comunica con un hueco de poco fondo, la tradición dice que comunica con la sima sobre la cual se supone que está construido el santuario.
La ubicación del monasterio en la cima del monte Aralar permite unas vistas magníficas de la sierra de Aralar y el camino hacia el monasterio es espectacular, sobre todo si se hace en el otoño.

Advertisements

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: